Tanaka, El (orgulloso) estigma social

Taungoo8

Recuerdo especialmente esa antigua foto familiar donde la pareja, en blanco y negro, se mira y sonríe. Él es tan joven. La tez de ella es blanca como el marfil. 

En Myanmar aún se relaciona la tez morena con la clase obrera. Mujeres y niños se afanan en protegerse del sol para conservar su palidez, sinónimo de buena posición social. Untan sus cuerpos y sus caras de una pasta amarillenta (que huele a un mar de flores) extraída del árbol Tanaka. La tradición ha evolucionado como maquillaje. Es muy común ver a las mujeres y los niños con preciosos dibujos sobre sus rostros.

Pero la verdadera clase alta birmana no usa Tanaka. No necesitan protegerse del sol. Ellos no trabajan en el campo. Ellos no trabajan en la calle.

Así pues, la Tanaka, lejos de esconder una (sub)clase social, la pone en evidencia. Quizá sea que en fondo, se sienten orgullosos y la lectura oficial no sea la verdadera al fin y al cabo. Amén.

Anuncios

2 pensamientos en “Tanaka, El (orgulloso) estigma social

  1. Antiguamente en España tb. era así, pero las mujeres se ponían polvos de talco para estar más blanquitas.
    Nos encantan vuestras observaciones, ¡vaya experiencias que estais viviendo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s