La bella y terca Bolivia (Retratando…)

La Paz22

Ai Bolivia… tan poco has vito de mí, tan poco he visto de ti. Aunque, admítelo, las dos hemos sacado conclusiones en este corto tiempo. Para ti he sido una gringa más. Otra extranjera rubia, blanca que ha venido a molestar para volver a irse a su rico país. Me has mirado con desconfianza. No te he interesado porque crees que tú no me has interesado a mí.

Para mí has sido una belleza orgullosa y terca. He intentado viajar a tu lado. Sin éxito. Un invisible muro nos ha separado. Impermeable. Difícil. Introvertida. Y a la vez tan bella…

Pues déjame que te diga algo que te sonrojará; tus paisajes quitan el aliento, tu historia está por escribir. Luces orgullosa tus orígenes indígenas y eso te hace aún más bonita. Tu tez morena, tus dos trenzas negras, tu bebé a la espalda, tus anchas caderas, me gustan. Me gustas. Aunque yo no te guste a ti.

Y mira, estás ahí… a un paso. El país más pobre de Latinoamérica está cambiando con Evo. Bien por ti. Aunque asumo, es un cambio lento. Demasiado nuevo rico. Demasiado viejo pobre. Niños pidiendo a los pies del último modelo de teleférico. Poco a poco.

Ai Bolivia… te escribo desde el aeropuerto ya. Me voy. Pero ten por seguro que volveré. Porque a esta gringa rubia y blanca sí le interesas. Y cuando vuelva te haré cosquillas Bolivia y te arrancaré una carcajada para reírnos de nosotras mismas, juntas.

Uyuni20