Arepas (o cómo tener pan en diez minutos)

arepas

Sí, sí, en diez minutos. De acuerdo, no será el pan esponjoso y crujiente que tienes en mente, pero nutricionalmente será idéntico. Pues, ¿qué es el pan? Cereales, agua y levadura. En este caso obviaremos la levadura y usaremos harina precocinada de maíz. Y voilá, diez minutos.

En Colombia las arepas se comen a todas horas y con todo tipo de acompañamientos: huevo, queso, chorizo, … Vamos, el pan nuestro de cada día. Las venden fritas o a la plancha. Yo te propongo la segunda opción, por saludable.

 La receta es nada, ya verás. Para dos arepas grandes:

1.- Mezcla un vaso de harina precocinada de maíz con un vaso de agua tibia y una pizca de sal. Con las manos forma una bola y déjala reposar 5 minutos.

2.- Divide la masa en dos y con cada mitad forma una tortilla, con las manos mojadas para que no se te peguen, de 1 cm de grosor. Las primeras veces serán completamente amorfas, y tienen su gracia, oye. Deberían ser redondas, pero viva la creatividad.

3.- Pasa tu arepa por una sartén a fuego fuerte unos 2 minutos por cada lado. La arepa está cocida, sólo necesita calentarse.

4.- Sírvela caliente para desayunar con unos huevos revueltos y un café, por ejemplo.

Las arepas pueden comerse como sustitutas del pan. Son prácticas y sanas. Y te sacan de un apuro en esos días en los que la nevera está vacía y la pereza te puede. Pon una arepa en tu vida.

Anuncios