Som Tam, Ensalada de Papaya para los amigos

ChiangMai29

¡Hombre! Papaya… la típica fruta que encuentro en el supermercado de la esquina de casa, cómo no. A ver, espera, sigue leyendo, esta receta te interesa con o sin papaya. De hecho, la papaya que lleva esta ensalada es papaya verde: insípida y crujiente, fácilmente reemplazable por cualquier otra fruta o vegetal que cumpla estas dos características. Pongamos al caso pepino, col, endivias, unas zanahorias, manzana verde, etc… lo que se te ocurra. Bueno, vale, seguiré leyendo, le doy una oportunidad a tu ensalada.

Lo más interesante de la receta creo es la preparación. Puede extrapolarse a cualquier otra ensalada que se te ocurra. La técnica permite elaborar la vinagreta que aliñará la ensalada a partir de los mismos ingredientes que la conforman creando un plato armónico donde todos los sabores se entremezclan… No me he explicado nada bien, ¿verdad? Te cuento la receta mejor:

Ingredientes 1-2 personas:

– 1 taza de papaya verde rallada (o pepino o manzana verde o …)

– 1-2 chilis (pican… así que a tu gusto)

– 2-3 dientes de ajo

– 1 cucharada pequeña de zumo de limón o una lima entera

– 2 cucharadas de azúcar moreno

– 1/3 taza judía verde (cortada a trocitos)

– 1 tomate cortado

– 2 cucharadas de cacahuetes

– 1 cucharada de salsa de soja

– 1/4 cucharada pequeña de sal

En un mortero pon los dientes de ajo, las judías verdes cortadas (y crudas) y los chilis y machácalo hasta que se rompan en trozos (no debe quedar una masa, más bien con tropezones). Añade el zumo de limón (o una lima partida en dos), el azúcar, la salsa de soja, el tomate y la sal. Mézclalo todo bien con la mano del mortero y una cuchara. Dale vueltas, bastantes, hasta que todo se impregne de todos los sabores. Finalmente añade la papaya rallada y vuélvelo a mezclar todo bien dentro del mortero aún. Puedes darle algunos golpecitos más con la mano del mortero para que todo suelte un poco más de jugo. Sigue removiéndolo enérgicamente. Sírvelo bien frío en un plato y añade los cacahuetes por encima.

Lo que decía: usar un mortero para preparar y aliñar a la vez una ensalada me parece una técnica estupenda. Y ahí dejo volar tu imaginación para aplicarlo a cualquier receta que se te ocurra. Cocina fusión, sí señor.

Anuncios